viernes, 30 de diciembre de 2016

Pluma con verduras al curry


 Si hay alguna forma de mejorar un plato japonés, esa forma no puede ser otra que usar una carne ibérica porque claro, el epscado suyo ya es de calidad, difícil mejorar. Pero sí que podemos mejorar sus cerdos.

Para hacer este curry, como es lógico y suele ser precedente, me inventé la receta y usé las verduras que había sueltas por la nevera.

Piqué una zanahoria y una patata en cubiletes medianos, como de 2-4 cm de arista. Medio calabacín en rodajas y, cada rodaja, en cuatro. Un par de ajos tiernos en rodajitas muy finas. 4 rodajas de pimiento rojo en trozos de unos 5 cm de largo por uno de ancho. Y una cebolleta bien hermosa cortada al biés.

Sellamos la pluma. Sólo sellarla, con un poco de sal, pimienta negra y, el truco: en un par de cucharditas de aceite con el que había frito unas habas para una tortilla unos días antes. Porque sí, el aceite de freír habas frescas es bien.

Pues eso, sellamos y sacamos. Ahora, añadimos una cucharada de aceite de habas y ponemso la patata y la zanahoria. No podemos dejar de mover y, si vemos que se va empezando a pegar, añadimos un poco más de aceite, siempre de poco en poco. Cuando llevamos así unos 5 minutos, añadimos los ajos tiernos (o ajos machacados y picados en caso de no tener ajos tiernos) y empezamos con la leche. Siempre en pequeñas cantidades, para que ayude a hacerse a la patata y la zanahoria, no dejamos de remover y añadimos cada vez que haga falta. También es el momento de añadir el curry. El que cada uno pueda conseguir. A más calidad, mejor plato, claro. Yo usé un curry picante coreano (foto al final del plato). Si al echar la leche al fuego vemos que se consume enseguida, bajamos un poco la potencia de la llama. Así unos 5 minutos más.

Entonces añadimos el calabacín y removemos. Colocamos la pluma, espolvoreamos la cebolleta y dejamos hacer a fuego lento. Me gusta que se repegue un poco. El socarrat de la patata, que le llamo. Esta espera sólo requiere dar la vuelta a la carne de vez en cuando para que se haga por todos lados.

El resultado final fue sorprendentemente delicioso. Y la verdura, muy rica. No sé si fue el aceite de habas (probad a hacer un huevo a la plancha en ese aceite...), la grasilla que solktó la carne al ser sellada o qué, pero el caso es que la unión de todo salió deliciosa.

Tiempo: Si vamos despacito, de principio a fin pueden ser unos 45-50 minutos.





M

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada